lunes, 14 de noviembre de 2011

En contra de la precarización del empleo y en apoyo a los becarios

CONCENTRACIÓN 15 DE NOVIEMBRE 16:00 H AVDA DE SAN LUIS 25

Tener becarios es una práctica habitual en el sector de los medios de Comunicación. De hecho, tras los ERE's abiertos por varias de estas empresas, entre ellas, Unidad Editorial, los perfiles más demandados dentro de los Convenios de Cooperación Educativa son los de Periodismo, Comunicación Audiovisual y Relaciones Públicas.

En la práctica la figura del becario esconde que, tras una supuesta finalidad formativa, las becas son utilizadas como una forma de contratación laboral encubierta y, por supuesto, en peores condiciones: hasta ahora sin cotización en la Seguridad Social; ausencia de vacaciones por contrato; un salario muy bajo, en ocasiones inferior al salario mínimo interprofesional; la no remuneración de horas extraordinarias así como la indefensión laboral, a la que se ven sometidos, al no verse reconocido su derecho a la asociación sindical y a la huelga; y un largo etcétera de circunstancias que componen una situación de precariedad laboral escondida tras la excusa de la formación.

Se convierten, en definitiva, en un recurso para la empresa que le permite contratar personal a bajo precio, que puede realizar el mismo trabajo que otro trabajador cualificado, aunque los resultados no sean los mismos y del que se puede prescindir libremente.
Así pues, en esta jornada de lucha, nos solidarizamos con los compañeros becarios y hacemos nuestras sus reivindicaciones: el reconocimiento de los mismos como personal laboral mediante la formalización de contrato y la retirada de las reformas que pretenden que seamos los trabajadores los que paguemos la crisis provocada por el gran capital.

De igual manera, llamamos a todos los trabajadores becados de Unidad Editorial a que se organicen y rechacen la injusta situación en la que se encuentran, pues, para todos es una gran oportunidad una beca en un medio de comunicación, pero difícilmente podremos conseguir unas condiciones dignas laborales si desde el principio agachamos la cabeza.

En CNT pensamos que sólo la organización y la unión de los trabajadores puede acabar con los abusos a los que nos enfrentamos a diario por parte de las empresas. Ello sólo puede llevarse a cabo desde una organización independiente de cualquier poder político (al no recibir subvenciones y no participar en las elecciones sindicales) y donde los propios trabajadores sean quienes solucionen sus problemas, basándose en el apoyo mutuo y la solidaridad, con el objetivo de construir un mundo justo e igualitario.