jueves, 16 de octubre de 2008

Habemus acuerdo

La empresa nunca tuvo intención de hablar de algo más que un IPC real para dos años o, en un convenio a 4, un IPC real los dos primeros años y un IPC real más 0,5 los dos siguientes, que fue su última palabra hasta después de las movilizaciones de la plantilla; pero tras la primera jornada de huelga y a las puertas de la 2ª, la empresa llamó al comité de huelga el martes por la tarde para firmar un preacuerdo que se ratificaba ayer en asamblea.

A grandes rasgos, esto es lo conseguido:

Se ha ganado el principal objetivo planteado desde el inicio de la negociación, la implantación a lo largo del mismo de una decimosexta paga, como un primer paso en un proceso de aproximación a las condiciones económicas de los trabajadores de la antigua Unidad Editorial. La Empresa no quiere denominarla decimosexta paga, pero eso para nosotros es lo de menos. Lo esencial era conseguir que los salarios brutos se incrementen en una cuantía equivalente, el 6,66%, por encima del IPC. Esto se hará de la siguiente forma: a partir del 1 de enero de 2009 se aplicará en los salarios una subida por encima del IPC del 1,62%. El 1 de enero de 2010 se añadirá un 2,22% (3,84 % acumulado) y, finalmente, el 1 de enero de 2011, un 2,82, hasta totalizar ese 6,66 por ciento equivalente a una decimosexta paga.

La Empresa siempre ha puesto como escollo el pago de cualquier cantidad por encima del IPC en 2008 por la famosa crisis pero se ha conseguido que, al menos, se aplique en 2008 (únicamente) el mismo sistema de gratificación que tienen los trabajadores de Unidad Editorial. Consiste en el pago de un tanto por ciento según el cumplimiento de los objetivos económicos de la sociedad. Si se logra el 100% esa gratificación asciende a un 2,3%. Este año no se va a llegar ni de lejos. Parece ser que los resultados de MARCA rondarán el 60-65% de lo presupuestado a principios de año y eso podría equivaler a una gratificación en torno al 1 %, que cobraríamos una vez se cierre el balance del 2008, suponemos que en los primeros meses de 2009.

Básicamente esto es lo más importante en cuanto a lo económico se refiere, aunque también hay dos puntos remarcables que son los siguientes:

1.Retribución variable, heredada por Unidad Editorial de Recoletos.

La Empresa no tenía intención de ampliar el número de trabajadores beneficiados por esta variable y adelantó que no la iba a pagar en 2009 porque no se van a alcanzar los resultados necesarios. Para amarrarla de alguna forma se propuso el mismo sistema que se ha aplicado a los trabajadores de la antigua Recoletos integrados en servicios generales.

El acuerdo que se ha alcanzado en este punto es el siguiente: la Empresa va a consolidar a los 88 de los 210 trabajadores que han cobrado en 2007 y/o 2008 la variable el 60 % de la cantidad que han recibido este año. Es decir, esa cantidad pasa a formar parte de su sueldo de forma fija e invariable, para siempre a partir de 2009. Se establece para ese 60% un límite de 6.000 euros (corresponde, por tanto, a una variable en 2008 de hasta 10.000 euros brutos). Por encima de esos 6.000 euros garantizados, la Empresa puede absorber la cantidad de más cuando aplique subidas salariales. Nos aseguran que en ese supuesto sólo están 9 de esos 88 trabajadores.

Nosotros pensamos a este respecto que es dejar establecidas y ahondar en unas diferencias salariales que ya de por sí son excesivas. El hecho es que hay gente que ya cobraba esa retribución y que podía quedarse sin ella con lo que, bueno, así no se les deja sin ella pero pensamos que se podía haber intentado hacer un reparto equitativo o cambiar esos 88 por otros 88 que no la cobraron nunca y que fuera algo rotativo y por lo tanto más justo.

2. Plus de actividad. La Empresa quería inicialmente convertir ese plus, que no forma parte de las tablas salariales, en absorbible. Es decir, que de ahí se descontarían las subidas salariales generales que se pactasen. Se exigió que nadie perdiera ese plus. El acuerdo al que se ha llegado es el siguiente: el plus de actividad pasa a denominarse plus personal, y se revalorizará como el resto de conceptos salariales, como ha venido sucediendo hasta ahora. Se establece un límite para este nuevo plus personal, el 35% del salario bruto de las tablas. Por ejemplo, para un Redactor, equivale a unos 760 euros brutos. Si alguien sobrepasa en su actual plus de actividad ese 35% del salario de su categoría recogido en las tablas, el sobrante queda consolidado en el plus actividad, pero no se revalorizará en lo sucesivo.

El resto de retribuciones no salariales (ayuda alimenticia, viajes y dietas, kilometraje y desgaste de herramienta por material fotográfico) se revalorizará cada año como venía haciéndose, con el IPC del año anterior.

Y para terminar hay que añadir que la empresa, en un intento de paralizar las movilizaciones, ya decidió la semana pasada aplicar a MARCA los mismos beneficios sociales que disfrutan los trabajadores de la antigua Unidad Editorial en lo referido a permisos y ayudas económicas por natalicios o reposición de gafas.

Como nota negativa, algún comentario en la asamblea relativo a que ahora “si nos quieren despedir van a tener que pagarnos una pasta”. Aunque dicho comentario pueda resultar anecdótico dentro del ambiente general, como CNT no queremos dejar pasar la ocasión de informar que estamos en contra de cualquier despido. No nos negamos a que la empresa llegue a acuerdos personales y proporcione “bajas incentivadas” a quien lo desee, pero nos oponemos rotundamente a que bajo esa denominación puedan esconderse despidos no deseados por los trabajadores implicados.

Pero, vaya, en suma un acuerdo que, aunque consta de algún punto discutible (la retribución variable, por ejemplo) es muy positivo. Ello no impide que salgamos de las movilizaciones con un cierto sabor agridulce: que nadie se engañe, lo conseguido ha sido fruto de la unión decidida de la amplia mayoría de la plantilla... ¿pero qué no se hubiera conseguido si esa unión y esa acción decidida no se hubiera puesto en práctica mucho antes, si no hubiéramos empezado con unas reivindicaciones tan bajas, si no hubiéramos dejado pasar tanto tiempo?.. En fin, al menos algo hemos aprendido y hemos descubierto cómo se dan los primeros pasos; y como decía el poeta: se hace camino al andar.

PD: Agradecemos las acciones solidarias a todos los sindicatos de CNT (tanto a los que las pusieron en práctica -Valladolid- como a los que las estaban preparando para esta semana -Sevilla, Palma, Bilbao, Barcelona, Valencia, Cádiz...-) y a sus secciones sindicales (Laya, RTVE, ABC, Arvato...). De igual manera, a quienes, militando en otras organizaciones sindicales, apoyaron las reivindicaciones demostrando así que, en la lucha, el apoyo mutuo se puede hacer efectivo por encima de las siglas y las diferencias puntuales (solidaridad Obrera, CGT-ABC, Candidatura Unitaria-ABC, Sindicato Unitario, Comité El Mundo-Valladolid...). A todos/as un abrazo fraternal y muchas gracias.